lunes, 14 de enero de 2019

VENECUBA



Con Maduro, los Castro extienden su sueño autocrático. Ése que disfrazaron hace seis décadas con un discurso mesiánico en derrota al déspota Batista. Con el tiempo y, al mejor estilo: Stalin, Mao y el de otros, extirparon a los estorbosos en sus intenciones y formatearon el cerebro para tres generaciones obedientes.
 De la islita de cien mil kms secos, con once millones de adoctrinados; pasarán -si las cosas se les dan- a mandar tras bambalinas en novecientos mil de tierra petrolera, de minerales y más -lo paradójico es que apresan la patria del libertador-. Y lo viene haciendo Raúl con su paciencia de comunista moviendo treinta mil hilos invisibles -sus enviados a Venezuela- y teniendo de su mano hiperestesiada al muñeco de ventrílocuo: Nicolás, el que vocea ese discurso tontuelo que embelesa, que seduce a los más débiles y necesitados.
Se avizora así, la VENECUBA suramericana. La que-sin querer queriendo- inició hace dos décadas el oportunista Chávez, allanado su camino por la corruptela de dirigentes pasados -en esa locura de la bonanza del zumo de dinosaurio, del oro maldito, del oro negro-.
Ahora, con el logro de ayer -diez de enero-, de no perder el poder y dándose otro recorrido, quedarán en Cuba los rasos, dispuestos a la construcción de la base rusa que defenderá los intereses de la VENECUBA Castro Madurista y así, poco a poco, con su paciencia comunista, veremos en el sur continente hacer metástasis a otro de los sistemas que ha fracasado para administrar a la humanidad, pues ni qué hablar de los demonios del tal capitalismo, menos del actual en la era Trump.
Nota. Ni izquierda ni derecha. La corrupción es ambidextra.
@mariosalinas61


sábado, 17 de noviembre de 2018

MI VIAJE AL MUNDO


Me voy a andar el mundo,
Liviano de equipaje.
Llevo del afán sin llaves
Porque lento es mi camino.
Trashumante beberé del vino,
Cortejaré de los países las doncellas.
Quizá mire con alguna las estrellas
Cuando en besos furtivos la hipnotice.
En otras playas veré los eclipses
Que me adeuda mi vida citadina.
No aclamaré banderas con inquina,
Tan solo sin fronteras he de ser.
Quiero en burbujas de aire florecer,
Igual en cualquier tierra,
Pues a mi vida el discriminar aterra.
Será una vida en cada amanecer.

@mariosalinas61